EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN Y RELAJACIÓN

Publicado en por miaulavirtual


Para la realización de los siguientes ejercicios tendremos que estar tumbados en un lugar cómodo y tranquilo, donde no se escuche ningún ruido que nos pueda distraer.

 

  • Empezaremos por la respiración con los ejercicios que a continuación os explico:

(Debemos repetir cada ejercicio tres veces)


- Lo primero de todo debemos colocar las manos en el estómago porque, al respirar, es éste el que subirá inflándose como un globo y es así como se explicará al niño. Nunca deberá subir el pecho porque entonces estaremos respirando mal.
- Cogemos aire por la nariz inflando “el globo” y lo soltamos despacito por la boca. (Si no lo consigue soltar despacio deberá repetirlo hasta su correcta realización)
- Cogemos aire por la nariz y lo soltamos rápido por la boca.
- Cogemos aire por la nariz y lo retenemos en la boca inflando los carrillos, lo aguantamos un poco y lo soltamos por la boca.
- Cogemos aire por la boca y lo soltamos despacio por la nariz.
- Cogemos aire por la boca y lo soltamos deprisa por nariz.
- Cogemos aire por la boca y lo soltamos despacio por la boca.
- Cogemos aire por la boca y lo soltamos rápido por la boca.
- Cogemos aire por la nariz y lo soltamos rápido por la nariz.
- Cogemos aire por la nariz y los soltamos despacio por la nariz.
(Si se agobiara mucho realizando todos los ejercicios juntos podrán dividirse en dos días diferentes, la mitad un día y la otra mitad para el día siguiente)

 

  • A continuación se realizarán los ejercicios de relajación corporal:

- Empezaremos por la cara. Subimos la frente hacia arriba y la bajamos.
- Movemos los ojos hacia un lado y hacia otro.
- Subimos la nariz hacia arriba y después la bajamos.
- Morros arriba, morros abajo.
- Morros a un lado, morros a otro lado.
- Lengua fuera, hacia arriba, hacia abajo y hacia los lados.
- Carrillos inflados, carrillos hacia dentro.
- Barbilla hacia fuera, barbilla hacia dentro.
- Mandíbula hacia un lado y hacia el otro.
- Ponemos fuerte la cara- relajamos.
- Cuello. Tensamos cuello, relajamos.
- Brazos. Tensamos brazos, relajamos.
- Manos. Tensamos manos, relajamos.
- Piernas. Tensamos piernas, relajamos.
- Pies. Tensamos pies, relajamos.

 

  • Relajación mental:

Cerramos los ojos e imaginamos que estamos en la bañera relajados bañándonos, jugamos con las burbujas, las cogemos con las manos. Una de ellas comienza a hacerse gigante, entonces no sabemos cómo nos metemos dentro de ella y empezamos a flotar en el aire, dando botes cuando tocamos algo. Subimos hasta el cielo y allí flotamos junto a las nubes que son blancas y esponjosas y nos entran unas ganas enormes de subirnos encima de una nube, así que el deseo se concede, en la burbuja aparece una puerta y salimos de allí. Saltamos a una nube y está suave, calentita y esponjosa, nos giramos hacia un lado y hacia otro sintiéndonos muy a gusto y de repente la nube comienza a moverse, miramos hacia abajo, pero está demasiado alto, así que esperamos a que la nube quiera parar, de pronto la nube para y se inclina dejándonos caer al vacío. Pensamos que vamos a caer al suelo, pero caemos encima de un montón de flores blancas que nos hacen incluso votar al caer. Huele muy bien. Nos levantamos, ya estamos en la tierra, miramos al frente y todo es un prado verde, cogemos unas cuantas flores y salimos corriendo. El fresquito nos da en la cara y huele a hierba y flores. Al fondo vemos un dinosaurio que viene hacia nosotros, nos damos la vuelta corriendo antes de que nos atrape, pero nos alcanza en seguida y nos sube con su cabeza hasta su lomo y tranquilamente nos lleva a cuestas dando un paso durante un rato. De repente, todo el paisaje desaparece, como si lo hubieran limpiado con un borrador y el dinosaurio deja caer su cabeza para que me tire por su cuello como por un tobogán. Me dejo caer por un largo túnel y… caigo en mi cama. Abro los ojos.

Etiquetado en RELAJACIÓN

Comentar este post